MANIFIESTO FAMILIARES DE ADAMUZ 

Tras la decisión de realizar el acto de entrega de los resultados de las pruebas de ADN a los familiares de los fallecidos en el municipio de Adamuz en el propio ayuntamiento, para el próximo miércoles día 19 sin haberlo consultado ni informado previamente con nosotros los familiares, quisiéramos manifestarle lo siguiente:

Cuando fue el nuevo Director General de Memoria Democrática y nos reunimos en febrero de 2015 en el Ayto. de Adamuz, tras informarle de todos los problemas que habían sucedido con el anterior director general, se comprometió a mantenernos informados a las familias en todo momento y a consultarnos las decisiones a tomar por su Dirección.

Que sin embargo durante estos dos últimos años no nos han mantenido informadas y tanto las decisiones como los procedimientos seguidos se han realizado sobre la marcha de forma desordenada.

Consideramos que la Dirección General que pregona ser pionera y rigurosa en materia de Memoria Histórica da muestras de todo lo contrario por los siguientes hechos:

  1. Que a pesar de haberles solicitado tanto a usted como al ayuntamiento de Adamuz, colaboración para la localización de los familiares, no la hayan prestado.
  2. Que hemos sido los familiares quienes nos hemos encargado de las tomas las muestras de ADN realizándolas en los propios domicilios, desplazándonos y corriendo con los gastos.
  3. Que nos hayamos encargado de facilitarles un listado detallado de los fallecidos y sus familiares y que posteriormente tras la confusión del Profesor Lorente se le haya vuelto a facilitar el listado detallando de manera precisa la línea de consanguineidad y aclarando quienes son los familiares correspondientes a los restos encontrados y los familiares para su conservación en el Banco de ADN para futuras nuevas intervenciones dado que no fueron enterrados en la zona del cementerio intervenida y a pesar de ello que el prestigioso centro Genyo hayan realizado las muestras a todos los familiares incluidos a los que no correspondían.
  4. Que el laboratorio Genyo se haya demorado ocho meses en los trabajos de identificación dando lugar a que durante este periodo de tiempo hayan fallecido varios familiares de avanzada edad.
  5. Que a pesar de que en conversación telefónica con el coordinador de exhumaciones el pasado noviembre de 2016 se acordara que una vez conociésemos los resultados la entrega de los certificados a los familiares y el homenaje a los fallecidos se realizara el mismo día todos juntos dado que los familiares, muchos residentes fuera principalmente por la represión franquista que padecieron, y de avanzada edad, quedando en que en cuanto se obtuvieran los resultados se nos comunicaría y se organizaría de la mejor forma posible.
  6. Que la Dirección General haya recibido los resultados de las identificaciones el pasado 16 de junio y nos enterásemos por casualidad por una llamada que nosotras mismas realizamos el día 20 de junio, que la funcionaria necesite dos semanas para aclararse sobre el listado, que Guadalupe vuelva a facilitar los datos y que el 5 de julio pida permiso a Guadalupe para facilitar el listado a la Secretaria del Ayto. de Adamuz con el fin de citarnos a los familiares en el propio ayuntamiento y hacer el acto de entrega de los resultados personalmente en un protocolo riguroso para nuestra sorpresa.
  7. Que dicha funcionaria explique que la Dirección General ha realizado este protocolo desde siempre cuando realmente ha comenzado a hacerse cargo de las pruebas de ADN de los familiares en 2015, el acuerdo con la universidad de Granada tuvo lugar en julio de 2016, las pruebas se remitieron al Centro Genyo en octubre de 2016 y por tanto durante todo este tiempo han estado custodiadas en domicilios particulares.
  8. Que comunique que el procedimiento de entrega se diseña, en base a la normativa que regula la Memoria Democrática, entre otras, la Orden de 7 de septiembre de 2009, La ley de protección de datos y la Ley de Procedimiento Administrativo Común en las Administraciones Publicas y sin embargo no se hay realizado un protocolo igualmente basado en dichos marcos legales sobre el procedimiento de la toma de muestras a los familiares y fallecidos y de hecho esta funcionaria comenta desconocer cómo se han tomado dichas muestras.
  9. Que el listado de familiares sea enviado a la secretaria del Ayto. de Adamuz, sin apenas explicación del mismo, a final de la mañana del jueves 13 para citar a todos los familiares, incluidos los que residen fuera, para el miércoles 20 de julio sin apenas tiempo y dando lugar a que los familiares recibamos al notificación con más de un mes de retraso desde que la Dirección General recibiera los resultados y teniendo en cuenta que queda por organizar la entrega o enterramiento digno de los restos localizados.
  10. Que los restos exhumados hayan sido conservados en un cuartillo del propio cementerio en pésimas condiciones, donde se realizó el estudio antropológico en 2015 y la toma de muestras bajo suciedad y polvo en octubre de 2016, y sigan permaneciendo en el mismo sin que la Dirección General haya realizado la labor de cerciorarse de que la conservación y custodia de los mismos se realice de forma adecuada.

Por otra parte nos llama la atención que el Director Genral haya manifestado en un diario hace unos días que "Estamos en contacto directo con las familias en todo el proceso y en estos casos lo pasamos mal" (refiriéndose cuando los resultados son negativos) y que “ese acto se realiza para acompañar a los familiares” cuando:

  1. Concretamente con nosotros apenas ha mantenido ese contacto incluso no responde a nuestras peticiones, notificaciones, etc. que le realizamos a través de su correo electrónico. En una única reunión mantenida en Córdoba a principios de verano Guadalupe le solicito que se realizara un comunicado a los familiares donde se detallara los procedimientos que quedan por realizar y todo quedo en nada.
  2. Después de todo este tiempo sin apenas información no creemos que este sea el procedimiento más adecuado ni necesario para que este director nos acompañe junto con la Sra. alcaldesa del municipio que apenas ha mostrado interés en todo este tiempo, citándonos en el Ayto. de Adamuz de cara a la galería.
  3. Consideramos que es más respetuoso y adecuado que cada familiar reciba en su propio domicilio el correspondiente resultado certificado y tenga su propio tiempo personal de asimilar el resultado y posteriormente realizar un acto homenaje.
  4. Cuestionamos que sea legítimo que los familiares tengamos que desplazarnos hasta el propio Ayto. de Adamuz donde no se realizaron las muestras de ADN ni se nos comunicó de antemano que sería allí donde tendríamos que recoger los resultados. Y máxime cuando son sólo tres los restos exhumados y nueve familias localizadas de los trece fallecidos en el municipio.

Cuando comunicamos nuestro desacuerdo tanto al coordinador de exhumaciones como a la funcionaria que tramitaba las gestiones, se nos aseguró que los familiares que no se desplazaran hasta Adamuz, se les haría llegar el respectivo sobre y sin embargo dicho trámite no se ha cumplido en el caso de Guadalupe que ha comunicado que no asistiría a la cita y que después de haber facilitado y autorizado a la funcionaria de la Dirección General el listado de familiares en el que especificaba sus datos personales “a efectos de notificación”, igual que con otros familiares, el pasado viernes la secretaria del ayuntamiento citó a familiares como a mí de 79 años, que reside en una barriada de Córdoba, y que tendría que desplazarse hasta el Ayto.de Adamuz sin tener en cuenta las condiciones del tramo de la Ctra. que conduce hasta el municipio porque todo se ha realizado de manera desordenada.

Consideramos totalmente ilegal y un maltrato que un señor de 79 años de edad se tenga que desplazar hasta el municipio de Adamuz, ni nadie autorizado por el mismo, máxime cuando las muestras le fueron extraídas en su propio domicilio en el verano del 2013 (no por propia convicción sino por hacer un favor a Guadalupe interesada en recuperar los restos de su abuelo y prometiéndole no volver a molestarlo) y cuando la Dirección General NO se hacía cargo en esa fecha de las muestras del ADN a los familiares.

A pesar que hemos pedido al propio Director General y responsables rectificación y reconsideración sobre este protocolo y no haber recibido una respuesta adecuada, Dirección, mostrando con ello que considera que este es un aspecto que no debe ser tratado con seriedad, comprobamos que la Admón no solo nos sigue ninguneado a los familiares que ya llevamos mucho tiempo luchando por un reconocimiento sino que se nos vuelve a victimizar siendo con ello doblemente maltratados primero por vivir en primera persona la represión franquista sufrida por nuestros familiares y ahora por el trato que estamos recibiendo por la propia Dirección General que en principio nos debería proteger con las rectificaciones por lo que lo que ocurrió desde 1947 y que hasta ahora continúa vigente.

Por estos motivos algunos familiares no conformes con la decisión tomada nos decidimos hacer pública la forma en la que estamos siendo tratadas.

Familiares:

Luisa Galiano Sánchez, nieta de Bernabé Sánchez Torralbo
Guadalupe Martín Gómez, nieta de Antonio Gómez Soto
Araceli Pena Sanz, nieta de Alfonso Sanz Martín
Encarna Quesada Carvajal, hija de Rafael Quesada Carvajal
Juan Sánchez Medina, nieto de Bernabé Sánchez Torralbo