UN DIA DE VERMELL, GROC I LILA. 

Crónica de Adolfo Pastor.

Este es el título del cartel informativo. Un día de Rojo, Amarillo y Lila, creado por Fernando, un amigo del barrio.

Can Baró es un pequeño barrio de Barcelona que me recuerda Las Rinconadas respecto a Santa Cruz de Moya. Aquí no tenemos ayuntamiento pero sí las delegaciones correspondientes y los servicios adecuados, con sus más y sus menos.

En el año 1970, aquí abrimos una escuela que, en aquellos tiempos, hacían mucha falta, en sus alrededores fijamos nuestra residencia y poco después definitivamente aquí tenemos nuestro hogar.

Desde entonces nuestra relación con los vecinos ha sido activa en todos los sentidos, cultural, social y aun político si político se entiende preocuparse por la marcha del barrio, participando en las reuniones y tomando parte en la Junta de la Asociación de Vecinos.

Hace unos años, aprovechando la presencia de los que vinieron de Paleolab a recoger las muestras para realizar las pruebas de ADN en nuestras exhumaciones a familiares que residen por Barcelona y alrededores, aprovechamos para llevar a cabo un acto de Memoria Histórica en el que hubo un intercambio de experiencias y sentimientos entre los familiares y los vecinos. A partir de entonces creamos una comisión de Memoria Histórica y hemos ido realizando actos relacionados con el tema.

Desde entonces, en Can Baró se conoce La Gavilla Verde y se sabe de sus actividades, de Las Jornadas y del Homenaje.

Aprovechando la nueva edición del libro: “Cordillera Ibérica” de nuestro amigo José Manuel Montorio, “Chaval”, preparamos junto con el actual Director del Casal d’Activitats del Barri, un acto de Memoria. Fijamos fecha para el 12 de Mayo, y fuimos preparando el programa. Además de la presentación del libro, pensamos proyectar MAQUIS, el video resumen de varias de las exhumaciones que ha llevado a cabo La Gavilla Verde, con Paleolab. También nos prometió su presencia Juanjo Lican, el director del Documental, pendiente no obstante del estado de salud de su padre. La Coral de Iaioflautes preparó unas canciones.

Todo ya preparado, el día anterior nos comunicó Juanjo que su padre acababa de morir y por tanto no podría venir. Le mostramos nuestro sentido pésame a él y la familia y ahora se lo reiteramos y le enviamos un abrazo fraterno a la vez que le agradecemos su predisposición.

Llegada la hora, el día doce nos encontramos en el Pirineu, (nombre de una escuela que en este edificio desempeñó su función durante unos años), vecinos del barrio, algún familiar de represaliados exhumados, responsables de la Asociación de Vecinos y del Casal y La Gavilla Verde. Hemos de destacar la presencia de Carles Vallejo, actual presidente de Expresos, continuador en el cargo de Enric Pubill.

En un lugar adecuado, hay una mesa con libros, camisetas, y otros objetos de La Gavilla Verde que la gente puede ver y/o adquirir.

En primer lugar tuvimos un recuerdo especial para tres personas que nos han dejado en estos últimos tiempos, nuestro amigo Pedro, Presidente de La Gavilla, Enric Pubill, Presidente de Expresos y el padre de Lican.

A continuación, con emoción compartida por todos y de manera especial por los familiares de represaliados, asistimos a la proyección de MAQUIS. Acabada la misma, hubo un corto diálogo, contestando a algunas preguntas sobre La Gavilla Verde y sus actividades. A continuación actuaron los iaioflautas, mostrando una fuerza especial en sus canciones de tema republicano y guerrillero. Hemos de destacar el estreno del himno guerrillero que nosotros mismos les hemos enseñado y a la que el director ha convertido en polifónica, añadiendo dos voces a su melodía. No quisimos alargar demasiado la presentación del libro de “Chaval”, pero fue suficiente para que los asistentes se sintieran atraídos por la obra y la persona de nuestro siempre recordado José Manuel Montorio Gonzalvo.

A continuación, en el mismo local, tomamos unas migas preparadas en un restaurante del barrio y acabamos el acto con la actuación de Lidia Uve, cantante del barrio vecino del Carmelo que hizo un recital de fuerza con canciones de la guerra.

A decir de los concurrentes, fue un acto estupendo, tanto el Documental, la presentación del libro y el refrigerio así como la actuación de la coral de Iaioflautes. Sin duda pasaron el examen para poder actuar en el homenaje al guerrillero español de Santa Cruz de Moya y darle la fuerza que aquel acto merece. El colofón de la joven Lidia dio por finalizado el acto que esperamos repetir en otros momentos apropiados.

Adolfo Pastor

Descargar en formato PDF

Crónica de Miguel Vives.

El cartel de las jornadas invita a recuperar la memoria en ese barrio humilde de Can Baró.

Tiene a cuatro invitados para completar la tarde, la Asociación La Gavilla Verde; Lican Esteve director del documental “Maquis”; “Chaval” el guerrillero, conociendo sus memorias en el libro que tiene nueva edición y la presencia de las y los IAIOFLAUTAS.

Adolfo Pastor en representación de la asociación “La Gavilla Verde” y también, cubriendo la ausencia de Lican Esteve, que en el último momento una situación familiar le impidió estar, hizo explicación de lo que somos y hacemos en esa serranía conquense, nlazando con una breve introducción al documental que se visualizará a continuación.

Seguidamente, los IAIOFLAUTAS, “ocuparon el escenario” brindándonos con varias adaptaciones muy actuales de conocidas canciones republicanas. Vaya si levantaron el ánimo de los presentes en la sala!!.

La segunda mesa de la tarde tiene como actor principal a José Manuel Montorio Gonzalvo, Adolfo Pastor nos deleitó con una breve introducción del contenido de las memorias de “Chaval”, para luego darnos cuenta de algunas experiencias vividas junto al guerrillero, desde que nuestra asociación le localizó en Checoslovaquia y volvió a pisar el territorio de AGLA.

A continuación un segundo ponente, habló de la guerrilla urbana, y, concretamente, de su presencia en un barrio de origen muy humilde y que fue cobijo de aquellos guerrilleros anarquistas.

Este barrio, ahora tiene calles asfaltadas y viviendas de construcción sólida, y ya no patrulla la policía armada a caballo, pero sigue manteniendo el espíritu del movimiento social y vecinal, como en otros barrios de Barcelona.

La guinda la pusieron un par de jóvenes cantautores, que deleitaron a los presentes con cancionero y poemario republicano.

Para finalizar una cazuela de migas con melón y un buen vino.

Un agradecimiento al esfuerzo social que se realiza en esos barrios.

Miguel Vives

Descargar en formato PDF

0:20

2:14