TIEMPO DE CEREZAS. RECORDANDO A TERESA DEL VIGO 

ÚLTIMA HORA

Este año las Jornadas cumplen 20 ediciones y contaremos con la presencia de la Editorial Tiempo de Cerezas. Como estos años atrás, Santiago dispondrá ordenadamente las últimas novedades bibliográficas y lo veremos allí explicando, a todo el que lo necesite, paciente y concienzudamente, las razones de sus publicaciones.

Todos los años, Santiago y su mujer, Teresa, han venido a Santa Cruz de Moya, atravesando los caminos de la España profunda con su furgoneta cargada de libros y de dignidad.

Pero en esta ocasión, Santiago vendrá solo. Desgraciadamente, hace unos días nos enteramos que Teresa se quedó en una revuelta del destino inexplicable y cruel.

Todos los que en La Gavilla Verde, nos consideramos amigos de Santiago y Teresa, nos hemos quedado consternados y sentimos mucho su pérdida.

Una pareja de luchadores por la Libertad y la Justicia desde los tiempos de la dictadura franquista y, en los años posteriores y, hasta nuestros días, militantes de la cultura sin doblegarse a ninguna exigencia capitalista, libertarios, republicanos y sobre todo libres.

En cuanto me enteré de la noticia, hablé con Santiago, lo encontré triste pero tranquilo y en paz consigo mismo.

Recordamos muchas cosas y me habló de cómo se gestó el nombre de Tiempo de Cerezas para su editorial. Fue en una sobremesa, en casa de Quintín Cabrera, después de una cena. Ellos estaban buscando un nombre para su editorial libertaria y Quintín les habló de una de las más hermosas canciones revolucionarias de la historia de la clase obrera, Le temps des cerises y los tres, Teresa, Quintín y Santiago decidieron que ese sería el nombre de la Editorial.

Es una canción que fue escrita por Renard y Climent en 1866. Es una canción de amor. Es un canto a la ternura. El cantante Jean-Baptiste Climent, de Montmartre, dedicó esta canción a una enfermera asesinada por la policía en la mañana del último día de la Comuna de París en una barricada en la calle Fontaineau-roi (“…desde ese día llevo una llaga abierta en mi corazón…”).

La canción, amada por el pueblo francés, dice que la época de las cerezas dura muy poco, pero que siempre habrá un tiempo de cerezas. Las revoluciones pueden ser traicionadas, aplastadas, pero siempre habrá quien luche por la libertad, por el bienestar de los demás, por la alegría de todos.

Teresa fue el paradigma de mujer feminista y luchadora por la libertad en unos tiempos de dictadura y represión, que la llevó a sufrir años de cárcel y muchas penalidades que nunca la vencieron y en las que siempre mantuvo la dignidad de quién sabe que el tiempo de cerezas regresa siempre.

Me dijo Santiago que una parte de Teresa, se quedará para siempre en Santa Cruz de Moya, porque para ella, para ellos dos, es un lugar especial en el que siempre se sintieron felices, libres y republicanos.

Pepe Gorgues
Presidente de La Gavilla Verde.

En homenaje a Teresa las canción Le temps des cerises interpretada por Yves Montand: Le temps des cerises ► Yves Montand.